Leyenda Urbana de Recoleta, Capital Federal.

El silencio es la compañía perfecta cuando se camina entre las tumbas y criptas de los no vivos, un homenaje ideal para los que reposan entre las piedras y ataúdes de antiquísimas maderas.

Finalizaba enero en una tarde fresca cuando me encontraba persiguiendo un nuevo fantasma. El barrio de la recoleta, reconocido barrio entre los curiosos como un sitio que resguarda antiguos relatos entre misteriosos e intrigantes, nos cuenta en este oportunidad una nueva leyenda urbana.

Muchos conocen la historia que se cuenta en las calles que pertenecieron a los padres recoletos: “La Dama de Blanco”, a pesar de que poco se sabe de su origen con certeza logrando confusión entre los fanáticos como yo de las grandes leyendas.

Esta noche les contaré lo que se encuentra detrás de ese relato que se hizo famosa entre los años ochenta y noventa, inclusive para otras hasta encuentran vigente entre los últimos años.

“Lo que veo es extraordinariamente bello y ambiguo. Una sombra oculta su rostro esculpido: Es hermoso, triste, contradictorio. “

En 1910 el conocido escritor Enrique García Velloso tuvo una hija quien llamó Luz María.

La pequeña heredera del artista se convirtió en su juventud en una hermosa y bondadosa mujer, rodeada de pretendientes sinceramente enamorados que admiraban su belleza y frescura.

Cuando la joven Luz María tenía 15 años, un gran padecimiento torno su vida en un calvario. Se le diagnóstico leucemia que en poco tiempo se llevó su vida, destrozando con su ida a toda su familia que amaba a la dulce mujer.

Su madre quien solo sentía dolor y tristeza acompañó la despedida de su hija. Diseñó su tumba construyendo un misterioso umbral adjunto al sepulcro.

Pocos saben que por aquellas primeras noches, presa de un inmenso dolor y sufrimiento, compartió la última morada de su adorada pequeña. Se convirtió en una de las pocas personas que ha pasado hasta nuestros días, largas noches dentro de las paredes de ladrillos con el consentimiento de sus celadores.

Cuenta la leyenda…

Una noche calurosa de verano un grupo de amigos se juntó en un bar, era pasada la medianoche cuando de pronto irrumpe en el lugar una asombrosa mujer vestida de blanco que con solo su presencia captó la atención de todos los presentes.

El no podía dejar de devorar con la mirada a la recién llegada que se parecía a un ángel caído del cielo por su belleza sobrenatural. Observó sus facciones y características, quería grabárselas como fuego en la mente. Su cabello era fuera de lo normal, lucía frondoso en un tono castaño, y su mirada cargada de una sensualidad como nunca se hubiera imaginado que pudiera existir.

Con una sonrisa entre tímida y pícara la hermosa mujer lo invita a decidir acercarse a ella. El, embelesado se acerca y comienzan a conversar.

En el transcurso de las horas que no parecen pasar para ellos, un aura romántica nace rodeada de miradas, risas y también algunas copas. Unas horas antes del inicio del día, cuando el cielo de la noche pasa a dar inicio al día, ella con el misterio y gracia que la circundaban confiesa a su admirador que debe volver a su hogar.

El joven, sin pensarlo dos veces, sale con ella del lugar y le ofrece su abrigo para que se proteja de ese cambio de temperatura. Caminaron de la mano por un tiempo, conversando y riendo, conociéndose un poco mas a cada momento.

Inexplicablemente, cuando llegaron a la esquina del Cementerio de la Recoleta donde hoy en día se enfrentan las calles Vicente Lopez y Junin la chica se despide y empieza a correr sobre esta ultima en dirección al portal de la Necropolis.

Sin poder alcanzarla, el muchacho pierde contacto con ella cuando empieza a subir las escaleras de mármol blanco del portal. Al llegar a ellas, extrañado, el joven se enfrenta a un portón cerrado a cal y a canto. Una puerta de rejas que dan camino a una ciudad conformada solo de piedra, de madera y de muerte.

Prosigue la leyenda que pasadas unas horas el cementerio abre sus puertas al público y el joven -que no se había alejado del lugar- , le consulta al guarda sobre esta extraña muchacha.

Luego de una acertada descripción el extrañado celador lo acompaña por las calles de ese cementerio ante una tumba sumamente bella. Esta era conocida por tener un umbral protegido donde hace muchos años atrás una mujer pasaba largas noches de vigilia “cuidando” a su joven hija fallecida.

La estupefacción total del muchacho fue cuando el rostro de su enamorada estaba cincelado en la nívea losa blanca de ese sarcófago, y a los pies de este, la campera que él mismo le había dado hace unas horas para que se protegiera del frío de la madrugada.

Muchos hoy en día siguen hablando de la bella mujer conocida como la dama de Blanco de la Recoleta. Pocos dicen hablar con ella en las noches de fiesta de este hermoso lugar: en las fiestas, los bares, las “tertulias contemporáneas” que ella misma presenció por aquel 1925, quien sabe, a pocos días anteriores a su fatal desenlace.

Un rostro hermoso con hipnotizante mirada me observaba desde aquel sepulcro como invitándome a sentarme a su lado, a contemplarla, a conversarle y sonreirle.

El horario de cierre se acercaba y decidí abandonar el lugar. Una vez afuera me choqué con una ciudad viva y por antonomasia misteriosa, llena de calles donde leyendas populares o desconocidas moran a diario.

Las miradas de vivos y muertos nos cruzan a cada instante. Esperemos, que algún día sea tarde o temprano, pueda enseñarles cada una de ellas (como incontables veces les he dicho e invitado). Caminando por sus avenidas, descendiendo sus subsuelos, recorriendo sus antiquísimos edificios y conociendo el contenido de cada misterioso y hermoso sepulcro.

NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO Y COMPARTIR EN FACEBOOK SI TE GUSTO EL RELATO

TE INVITO A SUSCRIBIRTE A LA PAGINA DEJANDO TUS DATOS EN EL FORMULARIO DE LA DERECHA ->

▼ PODES SEGUIRME EN FACEBOOK ACTIVANDO EL SIGUIENTE BOTON:

email

2 thoughts on “La Dama de Blanco – Leyenda urbana de Recoleta

  1. Excelenteeeeeeeee amigazoooooo,acordate x favor del cementerio de Chacarita y la estacion Lacroze linea B de noche,tambien hay 1 buena historia paranormal en el edificio Maple de Retiro donde antiguamente estaba esa gran muebleria Maple. Saludos y cariños.

  2. Hace mucho tiempo hago forografias en el Cementerio de la Recoleta. Desafortunadamente nunca vi nada todavia. Ni siquiera en mis fotos
    Habia oido algo acerca de la dama de blanco pero no sabia la historia del celador. Me encantó tu propuesta ya que estoy convencida de que hay almas dando vueltas que no logran descqnsar en paz. Gracias por compartir tus investigaciones!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *