¿Cuáles son los indicios para sospechar que puede haber algún tipo de entidad en mi casa?

Lo primero por hacer es diferenciar sobre lo que puede perturbar a una casa. No solamente hay entidades sino que hay energías. Pueden ser espíritus de familiares que no pudieron ascender porque dejaron algo pendiente.

Pero si vamos a hablar de una posesión de casa, una entidad común del bajo astral o Egún (Como se lo llama en las religiones Africanas) son varios los síntomas:

  • Si son perturbadores, las personas dentro de la casa van a empezar a discutir, van a dormir mal, a comer mal, van a ser rodeados de demasiados problemas. Pero cuando están fuera de su hogar van a sentirse bien y a adquirir las buenas sensaciones. Esto pasa porque los Egúnes se alimentan de las energías negativas de todos los problemas que ellos generan;
  • Podemos sentir que estamos siendo observados o que alguien camina detrás de nosotros;
  • Despertarnos con marcas en el cuerpo que no estaban en nuestro cuerpo antes de irnos a dormir y no tienen una explicación lógica (Como dormir con algún animal doméstico o tener trastornos de sueño);
  • Tener sueños que no les encontramos explicación. El despertarnos y sentirnos sofocados. El tener miedo en la oscuridad siendo que antes no se tenía o percibir una oscuridad más negra que la conocida en la habitación;
  • Más allá de lo que estos seres generan en las personas también se pueden sentir cambios de temperatura entre habitaciones (Generalmente pueden variar 5 a 6 grados en una habitación);
  • Que los espejos se marquen y se tricen en las puntas o que las imágenes fotográficas o cuadras que representen algo que tengan que ver con religión aparezcan todos los días levemente torcidos.

Una buena técnica para determinar si hay algún tipo de presencia en nuestras casas es darle uso a la tecnología fotográfica. Gracias al flash podemos capturar y mostrar en las imágenes posteriores ciertas cosas que el ojo humano no puede ver a simple vista como orbes y anormalidades. En caso de encontrar algo extraño en ellas es necesario que sean revisadas por un experto en el tema a fin de terminar como es necesario actuar.

En caso de que dicha entidad sea visible ante nuestros ojos y sepamos que tiene la fuerza suficiente como para tocarnos o mover objetos del entorno. ¿Puede considerarse peligrosa?

Primero. Nunca se va a saber si es suficientemente fuerte hasta que lo haga. Por ende no se va a tener esa certeza hasta que suceda. Si se nos hace visibles puede ser por dos razones:

  • Que se haya fortalecido lo suficiente de la energía que se tiene en la casa o;
  • Que el observador tenga canales abiertos que otras personas no pueden ver.

Con respecto a que el egún pueda mover objetos a libre voluntad (Y no sea un fenómeno poltergeist) es justamente cuando se empieza a tratar de liberar y limpiar esa energía de la casa. Comúnmente cuando el egún trata de ser expulsado mediante alguna técnica de liberación es cuando utiliza su energía para defenderse y atacar físicamente. Solo los egúnes pueden llegar a tocar a las personas (Otro tipo de presencia “buena” no tiene el permiso para hacerlo).

¿Si la entidad que podemos sentir tiene una forma no humana ante nosotros (Un perro por ejemplo) puede significar algo en particular?

En caso de remarcar particularmente un perro hace alusión a la historia del Lobizón. El famoso séptimo hijo varón que no fue bautizado en siete iglesias distintas. Que no fue apadrinado por el presidente (De turno). Hay muchos casos de lobizón (Principalmente en Entre Ríos) y pese a que la ciencia no los reconocen ellos realmente existen. Cuando ellos se presentan y te sigue al lado es porque el lobizón te está protegiendo; Si se te pone delante del camino y no te deja cruzar es porque te está advirtiendo de que no sigas y, si se pone agresivo  y dispone atacarte es porque a la persona que se convierte la conoce el agredido y este a lastimado a la persona humana.

En caso de ser otros animales tendría que verse el contexto donde apareció como para poder dar una explicación más certera.

Si sentimos cierta familiaridad con este nuevo integrante ya sea una sensación ya vivida o un perfume que usaba algún allegado que ya no está. ¿Puede ser que sea dicha persona que nos viene a observar y acompañar? ¿Hay posibilidades de que algún otra presencia use ese recurso para ingresar en nuestros hogares?

Si. Generalmente cuando personas familiares quieren comunicarse con nosotros porque no pudieron ascender y dejaron algo pendiente. La primera presencia que hacen es a través de los sueños. Cuando los egúnes quieren engañar a las personas para que estas no quieran limpiar la casa y dejarlos sin un lugar donde manifestarse y alimentarse  generalmente engañan. Por eso durante un exorcismo en plena liberación estos seres pueden tomar la voz del fallecido, expulsar su perfume o contar secretos que solo esta persona sabia. Para tranquilidad de la gente, las personas que liberamos disponemos de un recurso para diferenciar la entidad del espíritu del familiar. Eso es algo muy difícil de explicar pero se realiza en toda liberación del hogar.

Con respecto a los perfumes se pueden sentir olor a rosas Para la mayoría de la gente generalmente representa a la virgen. Pero hay entidades de las religiones Afro Cubanas que utilizan ese mismo perfume y no justamente son entidades benignas. Por eso mismo, también hay que tener mucho cuidado con dicha entidad y consultar con un profesional en el campo.

Llegado el momento de que tomamos la decisión de limpiar nuestra casa. ¿Hay algún tipo de ritual recomendado para hacerlo?

Claro que lo hay. Ya cuando la persona toma la decisión de realizar una expulsión es porque ya ha tenido todas o la gran mayoría de las manifestaciones antes descritas. Generalmente a las personas les cuesta mucho tomar esa decisión porque son influenciados por estos espíritus.

Un primero punto a considerar es que no tiene que ser realizado por ninguno de los integrantes que viven en la casa. Esto es porque están débiles espiritualmente ya que la entidad se alimentó ellos previamente. En estos casos el egún los atacara fuertemente y puede llegar hasta tomar posesión del cuerpo de la persona o perturbarla a nivel mental. Por eso mismo, hay que recurrir a una persona con experiencia en el campo.

Si la persona no  es creyente va a tener que recurrir y tener un buen dialogo con quien va a limpiar la casa. Esta última tiene que indicarle y explicarle todo lo necesario sobre que va  a hacer en la limpieza para que el no creyente pueda llegar a aceptar que hay una entidad y sobre todo a aceptar la limpieza y a la persona que la va a realizar. Caso contrario sería una barrera muy difícil de sortear para el profesional porque le realizaría un bloqueo espiritual.

Fuente: CAZADORESGHOST MENDOZA

NO OLVIDES DEJAR TU COMENTARIO Y COMPARTIR EN FACEBOOK SI TE GUSTO EL RELATO 

TE INVITO A SUSCRIBIRTE A LA PAGINA DEJANDO TUS DATOS EN EL FORMULARIO DE LA DERECHA ->

▼ PODES SEGUIRME EN FACEBOOK ACTIVANDO EL SIGUIENTE BOTON: 

email